Comer en la playa es un plan de obligado cumplimiento en verano. En Huelva hay decenas de posibilidades ajustadas a todos los gustos y paladares.

En concreto, Punta Umbría presenta una variada oferta de chiringuitos a pie de playa en los que podrás encontrar productos de primera calidad.

Restaurante Chiringuito Camarón

Fuente: Facebook Restaurante Chiringuito Camarón.

Sin duda, uno de los más famosos en Punta Umbría. Situado en Avenida de Océano 121, junto al hotel Barceló, este restaurante hace las delicias de puntaumbrieños y visitantes con propuestas como las coquinas o la lubina.

Sus inmejorables vistas al mar, desde la terraza o desde las cristaleras den su interior, hacen de este lugar uno de los más recomendados de la zona. Además, está abierto todo el año.

Restaurante La Terraza

Fuente: Facebook La Terraza.

Situado en calle Garza, 5, este restaurante lleva cuatro generaciones dando de comer en verano a puntaumbrieños y visitantes.

Su especialidad son los pescados elaborados a la sal, por supuesto, con productos frescos de la tierra.

Durante el periodo estival organiza conciertos y actuaciones que animan la tarde de playa con música y buenos aperitivos.

Chiringuito Oliver

Fuente: Facebook Chiringuito Oliver Punta Umbría.

Este famoso chiringuito mezcla gastronomía y humor en plena costa onubense.

El Risitas es el encargado de amenizar desde hace años las comidas a pie de playa en este conocido chiringuito puntaumbrieño. El humorista va por las mesas contando chistes y regalando globos y caramelos a los más pequeños.

Un ambiente familiar y distendido es el que caracteriza a este lugar, en el que se sirven desde pescados hasta carnes de la tierra a un precio razonable.

Restaurante Casa Diego

Fuente: TripAdvisor.

Este restaurante se encuentra en un rincón privilegiado de la localidad puntaumbrieña. Situado en la playa de La Canaleta, su entorno paradisiaco y su acogedora decoración lo convierten en uno de los chiringuitos con más encanto del municipio.

En su carta, exquisiteces de la tierra como las gambas, las coquinas o el jamón, además de las carnes de la sierra y los pescados frescos.

Casa Diego es un lugar ideal para disfrutar de las puestas de sol y darle un capricho al paladar. Además, por las noches se convierte en un pub donde tomar una copa al ritmo de conciertos y actuaciones.