Los más golosos tienen una cita obligada con la repostería de este conocido local moguereño. Confitería la Victoria lleva más de un siglo haciendo las delicias de todos aquellos que han tenido el placer de degustar sus exquisitas elaboraciones.

Nos movemos contigo para conocer de cerca esta famosa confitería, que cuenta ya con cuatro establecimientos entre Huelva y Sevilla.

Historia de la confitería

Fuente: Facebook de la Confitería.

En el último cuarto del siglo XIX. Baldomero García -bisabuelo de los actuales propietarios- abre una pequeña confitería en Moguer. Tras cambiar varias veces de ubicación, adquiere su actual localización cuando la heredan su hija y su yerno, Felisa García y Juan Acebedo.

Poco a poco se van haciendo un hueco entre los moguereños, que aducen a degustar sus elaboraciones cada tarde. Comienzan a elaborar los primeros helados de Moguel y en los años 60 ya empiezan a llegar clientes de otros pueblos y provincias vecinas.

Desde 1998 son los hermanos Acevedo Núñez quienes lo regentan, quienes sucedieron a su padre Juan. Desde entonces la confitería ha experimentado constantes innovaciones, siendo siempre fieles a sus recetas y sabores tradicionales.

Se caracterizan por sus productos artesanales y de alta calidad. Milhojas, petitsus, piononos, exploradores, juanitas, pesuñas, romanos o merengue tostado son algunas de sus elaboraciones más solicitadas.

Cuatro establecimientos

Fuente: Facebook de la confitería.

Actualmente Confitería la Victoria cuenta con cuatro establecimientos entre Huelva y Sevilla.

La confitería originaria se encuentra en la localidad onubense de Moguer, junto a la Casa del Almirante Hernández-Pinzón (calle Almirante Hernández Pinzón, 5). En ella se pueden pedir los dulces para llevar o sentarse en el local a disfrutarlos. En esta misma localidad la empresa tiene otro local en la calle Robles, 5, en el polígono industrial Los Arroyos.

Asimismo, la confitería abrió en el año 2000 un establecimiento en Huelva capital, situado en la avenida Alcalde Federico Molina, 26, en el transitado barrio de Isla Chica.

Su última apertura tuvo lugar en 2013, cuando estrenaron un pequeño local en el centro de Sevilla, ubicado en la calle San Pablo, 45.

También puedes seguir su actividad y conocerla más de cerca a través de sus redes sociales.