En pleno Barrio de Santa Cruz, el Hospital de los Venerables es un destacado edificio barroco que data del siglo XVII.

Este espacio considerado Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España sirvió en sus inicios como residencia de sacerdotes. Actualmente es la sede del Centro Velázquez, un lugar para el estudio del pintor sevillano. En él se puede visitar una exposición permanente de la Fundación Focus con doce pinturas del autor, entre otras obras.

Nos movemos contigo para descubrir la historia y arquitectura de este emblemático edificio sevillano.

Historia

Su historia se remonta a 1675, cuando la Hermandad del Silencio decide ofrecer una residencia a los sacerdotes ancianos, pobres e impedidos. Entonces, fue fundado por el canónigo de la Catedral de Sevilla Justino de Neve.

El hospital sobrevivía con los medios de la hermandad fundadora, la limosna y facilidades de los monarcas, pero en 1805 estos eran insuficientes. Fue en 1840 cuando se convirtió en una fábrica de tejidos, trasladando a los hospedados al Hospital de la Caridad, en el barrio del Arenal.

Pero en 1848, la hermandad fundadora consiguió que -bajo una Real Orden- les devolvieran sus bienes, regresando los sacerdotes del nuevo al edificio. El carácter de residencia del edificio cesó en la década de 1970.

Arquitectura

En un entorno privilegiado, junto a los jardines de Murillo, la Catedral y el Real Alcázar, este edificio presenta un estilo barroco. 

En el interior, destaca su patio sevillano, una mezcla de convento y palacio. A su alrededor hay galerías con arcos sobre columnas que dan acceso a salas de exposición.

Su construcción se inició bajo la dirección del arquitecto Juan Domínguez, pero desde 1687 se hizo cargo de las obras el arquitecto Leonardo de Figueroa, dándose por finalizadas en 1697.

La iglesia

Fue construida en 1689 y está consagrada a San Fernando. Actualmente se usa como auditorio musical.

Su riqueza artística reside principalmente en la pintura que decora sus retablos, muros, la nave y la bóveda, obras de Valdés Leal y su hijo Lucas Valdés. El edificio también aguarda retablos góticos y neoclásicos relicarios.

Si quieres conocer más curiosidades sobre este emblemático edificio de la capital sevillana, te dejamos este enlace.