El Rompido es un pequeño pueblo de pescadores situado en la costa onubense, en el municipio de Cartaya. La localidad se caracteriza por su particular encanto y la gran afluencia de visitantes en los meses de verano.

Nos movemos contigo para descubrir este enclave, que no podrás dejar de visitar en Huelva, especialmente en verano.

Un paraje natural

Fuente: El Mundo.

El Rompido se sitúa en el Paraje Natural de las Marismas el Río Piedra y Flecha del Rompido, en la provincia de Huelva. Se trata de un pueblo pesquero perteneciente al término municipal de Cartaya.

El municipio refleja el tradicional estilo marítimo en todo su esplendor. Casas bajas blancas y faros que salvaguardan la costa son sus principales señas de identidad, así como sus habitantes, con miles historias que contar sobre el mar.

Fuente: Jose R. Pizarro.

Los amantes de los deportes náuticos encuentran un lugar ideal en este rincón onubense para la práctica. Más de mil metros de arena fina y blanca y un excelente fondeadero, además de una fecha a la que se puede cruzar en el barco conocido como Papa Lima.

El Rompido disfruta de una temperatura agradable durante todo el año. Muchos son los extranjeros que se arriman a esta zona del sur de la península durante todo el año.

Qué hacer en El Rompido

Fuente: Blog Fuerte Hoteles.

Este rinconcito de la costa onubense ofrece numerosas opciones de ocio, especialmente durante el periodo estival.

Algunas de las propuestas más movidas son visitar el parque de agua Aquópolis, practicar golf, dar un paseo a caballo o los deportes acuáticos como la vela, el windsurf, el submarinismo, el paddle surf o  el kitesurf.

Para los amantes del turismo, visitar el castillo de los Zúñiga es imprescindible, así como pasear por sus playas, sus pinares y las Marismas del Río Piedra.

Para empaparse de su ambiente y cultura, es una actividad obligada tomarse algo en los bares de la Plaza de las Sirenas o ver un espectáculo en su famoso tablao flamenco Felahmengu.

Fuente: blog Fuerte Hoteles.