Situado en un enclave tan único como Écija, el Palacio de Benamejí se alza como uno de los emblemas de este municipio sevillano, que alberga en su interior el Museo Histórico Principal. ¿Quieres conocer más sobre este emblemático lugar? Sigue leyendo porque ¡Nos movemos contigo! 

Un edificio del siglo XVIII en Écija

Palacio de Benamejí

Palacio de Benamejí | Junta de Andalucía

Este edificio data del siglo XVIII y su arquitectura aporta un aspecto de grandeza al espacio, rodeado por dos grandes torres en cada esquina y una gran fachada en la que el ladrillo es el elemento principal junto a los zócalos de piedra. Su nombre reside en los marqueses de Benamejí, quienes construyeron lo que hoy en día se define como un monumento caracterizado por su nobleza. 

Los arcos, las escaleras y grandes patios conforman una obra cuya belleza es innegable a los ojos del espectador, que puede pasear por las dos plantas y perderse en los numerosos espacios con los que cuenta el enclave, en el que también podrá encontrar habitaciones y salones. 

Conforme se accede al Palacio de Benamejí, el arco de la puerta recibe a todo aquel que desea entrar en él, seguido de un patio central en el que la naturaleza y la arquitectura se dan la mano. Todo ello unido al Museo Histórico Municipal, cuya colección de piezas arqueológicas, fruto de la recuperación en las distintas excavaciones urbanas en la Plaza de España y definidos como “El Salón”, aportan una historia mucho mayor a este Palacio. 

Palacio de Benamejí

Palacio de Benamejí| Junta de Andalucía

Como elementos más destacados, la fachada de ladrillos y las escaleras, del mismo material, son claves. Decorada con distintos balcones, la luminosidad interior y las formas exteriores se entrelazan, creando un ambiente único, especial y de gran tranquilidad. Por su parte, es el patio central el que ocupa un mayor protagonismo gracias a las bóvedas caídas y a su forma rectangular, que acoge numerosos árboles y que conecta con los distintos salones. 

Con la llegada del buen clima sevillano, el Palacio de Benamejí se abre al público como un plan para todos los públicos en el que también se aceptan reservas para determinadas fechas con el fin de disfrutar al máximo de esta experiencia, siendo el horario de verano el más concurrido para su visita. 

Del 1 de octubre al 31 de mayo: De martes a viernes, de 10:00 a 13:30 h. y 16:30 a 18:30 h. Sábado, de 10:00 a 14:00 h. y 17:30 a 20:00 h. Domingo y festivos, de 10:00 a 15:00 h. Del 1 de junio al 30 de septiembre: De martes a viernes, de 10:00 a 14:30 h. Sábado, de 10:00 a 14:00 h. y de 20:00 a 22:00 h. Domingo y festivos, de 10:00 a 15:00 h. Cerrado: todos los lunes.

Entrada gratuita.