“Uno de los sitios destacados de turismo religioso de Andalucía”. Así definen en la web de Andalucía Turismo el Santuario de Loreto de Espartinas, un antiguo convento que, junto con la hacienda del mismo nombre y la torre defensiva medieval denominada Torre de Loreto, forman este monumento patrimonial declarado Bien de Interés Cultural.

En Nos movemos contigo te proponemos conocer más de cerca este conjunto, en el corazón del aljarafe sevillano, que tuvo su origen en el hallazgo de la Virgen de Loreto hace más de 600 años, siendo custodiada desde hace cinco siglos por varias generaciones de frailes franciscanos.

El Santuario de Loreto se encuentra en la salida de Espartinas (dirección Huelva) por la antigua carretera nacional Sevilla-Huelva (la actual A-8076). Junto a la rotonda que nos encontramos, un pequeño cartel a la derecha indica el camino a seguir y, unos cien metros después, nos encontramos con el conjunto de edificios.

Nos dan la bienvenida una fachada de piedra y un mirador renacentista que indica la presencia de las bodegas del santuario, cuyo muro tenemos que seguir hasta llegar a un ensanche donde, ya sí, podemos ver una portada de estilo barroco donde reza “Año de 1727”.

Desde su fundación, en 1525 esta comunidad no ha dejado de estar en su sede; un convento que consta de dos espacios bien diferenciados: la zona de clausura, que no es visitable; y la parte pública.

Como indican en su página web, la iglesia, el camarín de la Virgen, la sacristía, los claustros y las dos salas de exposición permanente son visitables y aunque “no siempre podemos tener nuestras puertas físicas abiertas”, hacen lo posible por atender a quienes se acerquen hasta allí entre las 09.00 y las 13.00 horas y, ya por la tarde, entre las 17.00 y las 19.00 horas, exceptuando los martes.

El estado de conservación del recinto es notable, a lo que ha contribuido el Ayuntamiento de Espartinas. La Sala Capitular, la Capilla del Amor Hermoso, el patio de la Torre Mocha, el comedor… Todos ellos pueden visitarse en el recorrido, además de la sacristía (bajo su suelo se encuentra el cementerio de los frailes difuntos) o la antigua biblioteca, donde hoy se encuentra el museo que reúne pinturas, esculturas, piezas de orfebrería y el ajuar de la Virgen.

Si quieres conocerlo un poco más, te invitamos a el siguiente vídeo y, cómo no, a visitarlo.

 

Imágenes: Web del Santuario