Pueblos e incluso comarcas enteras almerienses deben su nombre a varios de los ríos que atraviesan la provincia. Laujar de Andarax, Cuevas del Almanzora, Nacimiento… crecieron en su origen junto a las riberas pluviales, que ofrecían y ofrecen a su paso pequeños ‘oasis’ en una tierra, como todo el sureste y levante español, en la que llueve muy poco. En el territorio donde se extiende el mayor desierto del sur de Europa es posible hacer una completa ruta siguiendo sus cauces fluviales. Hoy nos movemos contigo de río en río para acercarnos a estos verdaderos desconocidos de la geografía almeriense.

Río Almanzora, el más largo de Almería

Calma en el Almanzora. Foto Turismo Serón

El río Almanzora tiene el honor de ser el más largo de Almería, con sus 90 kilómetros, cruzando la provincia con un trazado casi recto de oeste a este. Nace en el municipio de Alcóntar, que limita al oeste ya con la provincia de Granada, y desemboca en el Mediterráneo a la altura de Cuevas del Almanzora. El Valle del Almanzora se extiende a lo largo de toda la orilla norte, en el curso alto y medio del río, y es muy conocido por sus ricas canteras, de donde se extrae el mundialmente famoso mármol de Macael. El curso bajo del río pertenece ya a la comarca del Levante almeriense y es aquí donde el río ofrece la posibilidad de sacarle partido deportivo, ya que existe un canal de remo y piragüismo junto al embalse de Cuevas. Pese a que ha protagonizado avenidas en episodios de lluvias torrenciales, en la mayor parte de su curso suele estar seco.

Río Andarax + Río Nacimiento igual a Río Almería

El Andarax es el segundo río en longitud de Almería y, por su situación geográfica, el que ‘pertenece’ más a los almerienses de la capital y su entorno, ya que desemboca junto a la ciudad, formando de paso un humedal que es aprovechado por aves migratorias para reponer fuerzas. De hecho, a partir de su segundo tramo se le conoce también como río Almería, una vez que se une con otro de los cauces fluviales importantes de la provincia: el río Nacimiento. Esto sucede en el municipio de Terque y todos los pueblos que aparecerán en su camino hacia la capital (Pechina, Benahadux, Rioja, Viator, Huércal de Almería…) se engloban en la zona conocida como Bajo Andarax. Los cultivos de cítricos en toda esta zona son muy habituales desde hace muchos siglos gracias al agua que proporciona un cauce que, por otra parte, no suele muy caudaloso y está seco en muchos de sus tramos.

Desembocadura del río Almanzora. Foto: wikiloc

Helado Andarax

Río Andarax a su paso por Padules. Foto Flickr

El Andarax nace en las faldas de Sierra Nevada, en una de las cimas más importantes de Almería, el Cerro del Almirez, así que procede de La Alpujarra y se alimenta en buena medida de los deshielos. Su trazado va hacia el este y después gira, ya con la aportación del Río Nacimiento, hacia el sur, hasta llegar a la capital tras atravesar el desierto de Tabernas. A su paso podremos disfrutar de sus aguas frescas y cristalinas en varios lugares increíbles, como Laujar de Andarax o Padules, en sus famosísimas Canales. En ambos lugares podremos pasar un día fantástico bañándonos en sus pozas o practicando senderismo junto al río.

Rio Nacimiento

En cuanto al Río Nacimiento, que también colabora decididamente en engrandecer al Andarax al ser su principal afluente, da nombre tanto a un pueblo como a una pequeña comarca, y también nace del gigante macizo de Sierra Nevada. A su paso recorre los términos municipales de Fiñana, Abrucena, Abla, Las Tres Villas, Nacimiento, Gérgal, Santa Cruz, Alsodux y Alboloduy..

Río Aguas, el origen del karst en yesos de Sorbas

Río Aguas. Foto Wikiloc


El agua del cauce del río Aguas, valga la redundancia, ha esculpido durante cientos de años la que es hoy una de las zonas de cuevas kársticas más importantes y mejor conservadas del mundo: el karst en yesos de Sorbas, que se ha configurado con el paso del tiempo por la acción de estas aguas, que han modelado sus cavidades y preciosas formas. El hecho de que sea un río con poco caudal y de que en esta zona especialmente la pluviosidad sea mínima permite que el karts esté tan bien conservado, ya que se va erosionando muy poco a poco.

El río Aguas tiene una longitud de 37 kilómetros. Nace en la Sierra de Los Filabres y desemboca junto a Mojácar, formando la Laguna de Mojácar. A su paso recorre los municipios de Bédar, Los Gallardos, Lucainena de las Torres, Lubrín, Mojácar, Sorbas, Turre y Uleila del Camp.

Nacimiento del río Aguas. Foto Greendivan