Almonaster la Real es una de las grandes joyas de la sierra onubense. A unos 100 kilómetros de la capital, el municipio se sitúa en las estribaciones de la Sierra de Aracena.

Su patrimonio histórico, etnológico y cultural la convierte en uno de los lugares más visitados al norte de la provincia. Nos movemos contigo para descubrir las razones por las que conocer este atractivo enclave de la sierra onubense.

Su historia

Fuente: lospuelosmasbonitosdeespaña.com.

Para conocer la historia de este municipio tenemos que remontamos a la Edad de Bronce (3.000 a.C), de los que datan sus primeros vestigios. Por ella han pasado civilizaciones romanas, visigodas, musulmanas y cristianas.

Según algunos estudiosos, los cimientos de la propia villa de Almonaster están levantados sobre un yacimiento romano.

El primer testimonio escrito de la existencia de Almonaster data del año 822 y corresponde al geógrafo musulmán Abu Ibais al Bakri.

La localidad actualmente no llega a los dos mil habitantes y vive principalmente de la ganadería, la agricultura y el turismo, destacando la industria formada alrededor del jamón ibérico.

Qué ver

Su privilegiada situación le otorga un tesoro natural incalculable, al que se suman su atractivo patrimonio arquitectónico y cultural.

La mezquita y el castillo son sus principales reclamos. Custodian el municipio desde un cerro. El castillo es del siglo IX, cuando el iqlim de Al – Munastyr era la población más importante de la comarca. Por su parte, la mezquita se erigió durante el reinado de Abd al-Rahman III, durante el siglo X. Es la ´única mezquita andalusí que se ha conservado casi intacta en España en una zona rural. Fue declarada Monumento Nacional en 1931.

Fuente: minube.es.

Con la reconquista, se hizo necesaria la construcción de un nuevo lugar para la celebración de cultos con mayor capacidad. Se construyó entonces, a principios del siglo XIV la iglesia gótico-mudéjar de San Martín, en el corazón del municipio.

Otros de los atractivos turísticos de Almonaster es su plaza de toros, en el interior del recinto amurallado del castillo. Este ruedo centenario fue reinagurado en 1891 y tiene capacidad para 1.200 espectadores.

En cuanto a sus fiestas tradicionales, destacan las Cruces de Mayo, declaradas de Interés Etnológico e incluidas en el Catálogo General de Bienes Patrimoniales de Andalucía. Se celebran en torno al primer domingo de mayo y conlleva unos atractivos ritos ancestrales.

Fuente: almonasterlareal.es.