Es uno de los parajes más conocidos y nombrados fuera de Almería, en gran parte por su aportación al mundo del cine como gran escenario natural, y por el hecho mismo de constituirse como el desierto más meridional de Europa a las puertas, apenas a unos kilómetros, de una capital como Almería. El desierto de Tabernas y todo su entorno se constituyen también en un gran escenario para la práctica de deporte al aire libre, y el ciclismo, sin duda, es el más popular. Hoy nos movemos contigo en bici y te proponemos tres rutas de distinta dificultad para disfrutar del entorno del Desierto de Tabernas.

Tabernas-Peñón de Turrillas-Lucainena de las Torres-Tabernas: 52 kilómetros

Esta ruta sube hasta los 900 metros y cumula 625 de desnivel | Imagen: Wikiloc

Agarramos la bici de carretera para recorrer una ruta muy asequible, no especialmente larga y que cuenta con una subida de relativa importancia, pero que a poco que estemos un poco en forma podremos superar sin dificultad. La ruta sube hasta los 900 metros y acumula 625 de desnivel positivo. El pequeño pueblo de Turrilas, en Sierra Alhamilla, está considerado uno de los mejores miradores naturales del imponente del Desierto de Tabernas. Desde aquí seguiremos hacia el encantador pueblo de Lucainena de las Torres, donde nos podremos deleitar con su arquitectura peculiar, para regresar hasta Tabernas por la N-340-A, una carretera muy transitada por ciclistas, que picará hacia abajo y que pasará junto al Circuito de Velocidad antes de llegar al destino final de Tabernas.

Ruta del Desierto Almería-Desierto de Tabernas-Almería: 69 kilómetros

Ruta del desierto | Imagen: Wikiloc

Cambiamos de ‘cabra’ para coger la bici de montaña, porque en esta ruta nos meteremos de lleno en el impresionante paisaje del Desierto de Tabernas. La ruta definida tiene como punto de inicio y llegada Almería, pero se puede realizar también desde el municipio de Rioja, con lo que se acortará unos 26 kilómetros. Es exigente físicamente, ya que acumula más de 1.500 metros de desnivel positivo. La Ruta del Desierto atraviesa parte del Desierto de Tabernas a través de ramblas y pistas de tierra, discurre entre sus numerosos lomas y cerros, con el Pico Alfaro presente como vigía, y cuenta, eso sí, con algunos tramos muy técnicos, en los que los menos expertos deberán echar pie a tierra. No obstante, todos los ‘bikers’ que la prueban hablan maravillas de una ruta en la que el ciclista disfruta de la soledad de un paisaje único en Europa, de una belleza inhóspita sobrecogedora, que envuelve y atrapa. La época más recomendable es final de invierno y primavera, evitando en lo posible las altas temperaturas del verano.

Gérgal-Calar Alto-Aulago-Gérgal: 58 kilómetros

Ruta Calar Alto | Imagen: Ciclismo a Moto

La cumbre más alta de la Sierra de Los Filabres acoge el Observatorio Astronómico de Calar Alto y se constituye también como un elemento muy reconocible del entorno del Desierto de Tabernas. Y para los amantes de la bici, además, el puerto de categoría especial que tantas veces se ha subido en la Vuelta Ciclista a España supone un gran reto y una ruta muy transitada por ciclistas cada día. Esta ruta es exigente, acumula 1.500 metros de desnivel y sube más allá de los 2.200 metros, partiendo desde y llegando al municipio de Gérgal, en la misma ‘puerta’ del desierto. El descenso, una gozada, se realiza por la vertiente oeste del puerto, en dirección a la A-92.