La espera ha llegado a su fin y en unos días una de las maravillas naturales que todavía esconde Almería saldrá al fin a la luz. Cuentan los pocos que la han podido contemplar que es más espectacular incluso de lo que se pueda imaginar y, de hecho, desde que fue descubierta entró automáticamente en la elite mundial de este tipo de espacios naturales. Hablamos de la Geoda Gigante de Pulpí, una cueva que alberga preciosos secretos en su interior y que en apenas unos días abrirá sus puertas al mundo. Hoy nos movemos contigo a conocer un poco más de esta joya de la naturaleza.

Qué es la Geoda Gigante de Pulpí

Foto: Diario de Almería

Una geoda es una piedra hueca tapizada de cristales, normalmente de cuarzo, amatista y yeso cristalino, formaciones que suelen tener un pequeño tamaño y que son consideradas joyas naturales. En el caso de la que se ubica en las entrañas de la población de Pulpí, concretamente en la pedanía de Pilar de Jaravía, sus dimensiones permiten catalogarla como gigante, al tratarse de la segunda conocida más grande del mundo, la mayor de Europa y la más importante a nivel mundial de las visitables, ya que la que se encuentra en México (Mina de Naica) y que la supera en tamaño ofrece unas condiciones muy extremas de temperatura que hacen prácticamente inviables las visitas.

La geoda en datos

Mide casi 9 metros de largo, 3 de largo y casi 2 de alto y posee una gran colección de cristales de gran tamaño. Una verdadera ‘habitación’ de cristales preciosos digna de ser contemplada. Y esto en lo concerniente a su ‘estancia’ principal, ya que la cueva ofrece también a la vista otras geodas de menor tamaño, pero igualmente espectaculares.

Esta maravilla fue descubierta a 50 metros de profundidad hace 20 años, concretamente en 1999, por un colectivo de espeleólogos madrileños, el Grupo Mineralogista de Madrid. Tras el imponente hallazgo, la entrada de la mina, conocida como la Mina Rica, fue tapada por grandes rocas para evitar saqueos y posibles destrozos. En 2010 se comenzó el proceso para revalorizarla y poder abrirla al público, un camino que ahora está a punto de culminarse con la primera fase de su apertura y que, considerando que en la provincia existe otra red de cuevas de gran interés como el karst en yesos de Sorbas, multiplica hasta el infinito el interés turístico geológico de Almería

Cómo visitar la Geoda Gigante de Pulpí

Foto: La Voz de Almería

Durante la primera semana de agosto, concretamente el día 5, comenzarán las primeras visitas de público en general, aunque serán consideradas en pruebas, ya que la apertura reglada y oficial se producirá en octubre. No obstante, estas visitas de agosto y septiembre supondrán las primeras que se realizan al paraje natural, por lo que pueden calificarse como históricas. Las entradas están agotadas para los diez primeros días.

AGOTADAS LAS ENTRADAS LOS PRIMEROS 10 DÍAS

Recientemente se presentó la web desde la que se centraliza la reserva de entradas, así como los precios: 22 euros para adultos, 15 euros para miembros de familias numerosas, estudiantes, mayores de 65 años o con una discapacidad superior al 33% y para grupos de más de 15 personas; y 10 euros para niños (de 8 a 16 años) y residentes en Pulpí. La entrada incluirá el acceso al Castillo de San Juan de los Terreros, donde se puede disfrutar de una recreación virtual muy realista de la geoda, y al futuro Museo de la Minería.

La ruta por el interior de la geoda y de la Mina Rica será de aproximadamente una hora de duración y se hará en grupos de 12 personas como máximo.

Dónde está la Geoda Gigante de Pulpí

Foto: Paco Hoyos

La Geoda Gigante de Pulpí se encuentra en el pequeño núcleo de Pilar de Jaravía, en la Sierra del Aguilón y perteneciente al municipio almeriense de Pulpí, a apenas 3 kilómetros del Mar Mediterráneo. Se ubica en el vértice noreste de Almería, limitando Pulpí con la Región de Murcia, concretamente con el municipio de Águilas.

El paraje dista 114 kilómetros de la capital de Almería y para llegar será necesario tomar la A7 en dirección Vera y continuar por la Autopista del Mediterráneo hasta Pulpí, donde se indica sin pérdida el desvío hacia Pilar de Jaravía y la propia geoda.