¿Hay que estar muy colgado para colgarse de una pared? Los que han probado la experiencia de atravesar una vía ferrata seguramente dirán que no… o que sí. El caso es que hoy nos movemos contigo a una de las más completas, divertidas y fáciles que podemos encontrar en esta zona del este andaluz: la Vía Ferrata de Fondón. Ubicada en plena comarca de La Alpujarra almeriense, nos ofrecerá la posibilidad de pasar un día al límite en plena naturaleza y con otras actividades complementarias muy atractivas en su entorno.

Fuente: Ferratas hierro y roca

Qué es la vía ferrata de Fondón

Una vía ferrata es un itinerario tanto vertical como horizontal equipado con diverso material: clavos, grapas, presas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas, que permiten llegar con seguridad a zonas de difícil acceso para senderistas o no habituados a la escalada. La de Fondón está catalogada como fácil y su puesta en marcha es muy reciente, ya que data del año 2016, lo que nos garantiza que todos los materiales que la componen se encuentran en perfecto estado. Fue construida por el Albergue de Fondón y el club Aventura Máxima, con el apoyo del Ayuntamiento de Fondón.

En la ferrata de Fondón podremos encontrar tanto un puente tibetano como una trepidante tirolina, si bien es aconsejable que para realizar esta última vayamos equipados de freno y lo hagamos siempre en condiciones de seguridad y bajo supervisión experta, un consejo que es válido en general para toda la actividad.

Fuente: Ferratas hierro y roca

El material que se necesita para realizar una ferrata es abundante y resulta prácticamente imprescindible hacerlo con personas que cuenten con experiencia previa y conozcan cada uno de los elementos. Necesitaremos arnés, disipadores, ochos, cuerdas, casco, ganchos, guantes, cuerda de vida… y cierta dosis de valentía, ya que, pese a ser una actividad segura si se realiza de forma adecuada, no es apta para aquellos que sufran de vértigo.

En el caso de la ferrata de Fondón no será imprescindible realizar la tirolina, pues ésta se encuentra al final del recorrido. Sí es obligatorio el paso por el puente tibetano, un cable de acero por el que deberemos transitar y que nos permitirá experimentar sensaciones únicas sobre el vacío. El resto de la vía está compuesta por dos secciones de escalones o grapas perfectamente equipados, con líneas de vida y de fácil franqueo si no tenemos miedo a las alturas.

Tras finalizar la vía tendremos dos opciones para bajar, o bien a pie o realizando un rappel que, de elegir esta opción, nos permitirá completar la aventura de una forma inigualable.

Dónde está y cómo llegar a Fondón

Foto: María José García

La localidad de Fondón se encuentra en la parte almeriense de la comarca de La Alpujarra y es uno de los municipios más atractivos de cuantos la componen, por su belleza natural y las posibilidades que ofrece de realizar actividades de aventura, como el senderismo, el ciclismo de montaña o el barranquismo. Se encuentra muy cerca de otras maravillas de la zona, como Laujar de Andarax o Padules, donde poder completar una jornada de aventura natural en sus famosas Canales

Fondón está ubicado al oeste de la provincia de Almería, en el límite entre el macizo de la Sierra de Gádor y las primeras estribaciones del Parque Natural de Sierra Nevada.

La forma más rápida de llegar desde la capital es a través de Alhama de Almería, por la carretera A-348. Está a algo menos de una hora de coche por este camino, de 64 kilómetros. Deberemos salir de la capital en dirección a Rioja, Benahadux y Gádor, seguir hacia Alhama de Almería y de ahí a Canjáyar. También se puede acceder por el Poniente de Almería, aunque en este caso el recorrido es más largo.

Foto: Wikiloc