Sevilla es fiel a su cita con la tradición.  Cada 29 de junio las campanas de la giralda baten a repique acompañadas de los clarines de la banda del Sol. ¿Quieres conocer esta curiosa tradición y cómo se celebrará en 2019? Nos Movemos Contigo para que no te pierdas las Lágrimas de San Pedro 2019.

¿Qué son las Lágrimas de San Pedro?


Las lágrimas de San Pedro son unos toques de corneta que acompañan al tañer de las campanas  de la Giralda que se interpretan con motivo de la onomástica del apóstol.  Su sonido es muy particular y lastimero, ya que su intención es recordar las negaciones de Pedro. Esta tradición se remonta al siglo XV, cuando el Infante Don Fernando regresó a Sevilla tras la conquista de Antequera y para celebrar el triunfo sufragó los gastos de la quema de luminarias y repiques desde el emblemático campanario. En recuerdo de la hazaña, cada 29 de junio las campanas volvían a repicar y se interpretaba el toque de clarines en honor a San Pedro por ser intercesor del triunfo de Don Fernando.

A finales del siglo XIX el acto cae en el olvido y se celebra de manera intermitente hasta que en 1983 un grupo de sevillanos se propone recuperarla tal y como la conocemos hoy. Desde entonces la Banda de Música Nuestra Señora del Sol es la encargada de realizar las guardias de las puertas de la catedral y de interpretar el toque de clarines desde el campanario.

Lágrimas de San Pedro 2019

Foto: ABC

Esta particular celebración del día de San Pedro empiezan el día 28 a las 00:00 horas de la noche, (oficialmente ya día 29) cuando se realiza el primero de los toques que se repiten por la mañana a las 9:30 horas y por último a las 12:00 horas.

La sección de clarines y alabarderos de la Banda del Sol, acompañados de dos tambores desfilan por las gradas de la catedral minutos antes de los toques. Anímate a acompañarlos en su paseo, la vistosidad de sus uniformes y la seriedad con la que lo realizan cargan de solemnidad el acto. Luego acceden a la catedral por la llamada Puerta de Campanillas y rinden honores a la Virgen de los Reyes justo antes de comenzar la subida al campanario. Tradicionalmente, la sección de alabarderos monta guardia en lanzas en la puerta de Palos y los clarines suben a la Giralda.

Los músicos tocan tres veces la misma melodía orientados a los 4 puntos cardinales, que coinciden con las 4 caras de la Giralda. Este año, como ya pasó el año pasado, repetirán el toque en una de las caras debido a que la torre se encuentra en proceso de restauración. Así que intenta colocarte en la orientación adecuada y escucharás el lamento con más claridad.

Foto: ABC

Imagen principal: Abc de Sevilla