A pesar de que la época estival es la preferida de muchos turistas, el invierno guarda un encanto especial en el Sur. Huelva no alberga temperaturas demasiado bajas, por lo que en los meses de enero, febrero o marzo, la calidez de las tardes es casi palpable, mientras que los paseos por la ciudad se convierten en una actividad agradable. Si bien el casco urbano ofrece la posibilidad de visitar numerosos espacios, también la costa y la sierra cuentan con lugares abiertos a la naturaleza donde los tonos verdes realzan cuando el sol cae. Por todo ello, en Nos Movemos Contigo te damos los detalles de algunos hoteles donde podrás hospedarte. Si estás pensando en hacer un viaje, ¡sigue leyendo!

Por la ciudad

Hotel NH Luz Huelva | Imagen: Hotel NH

Ubicado en el centro de Huelva, el Hotel NH Luz es una de las mejores opciones por su ubicación, comodidad y modernidad. El edificio cuenta con diez plantas y frente a él, se encuentra el Museo Arqueológico así como la Casa Colón, a menos de cinco minutos. El acceso al centro da la oportunidad a los visitantes de disfrutar de las tiendas y de los numerosos restaurantes para probar los sabores propios de Huelva, mientras que si los turistas desean darse un paseo por la playa, la costa de Huelva está a menos de 20 minutos en coche.

El estilo clásico de las habitaciones no significa que sea un espacio antiguo, ya que todas ellas cuentan con un aspecto completamente nuevo, cómodo y amplio. Asimismo, todas ellas cuentan con conexión gratis a Internet además de aire acondicionado, y en su mayoría, disponen de una terraza. Para los más pequeños, el Hotel NH Luz cuenta con cuatro habitaciones de temática infantil y áreas independientes. En el caso de solicitar el desayuno, el hotel tiene un buffet donde abundan los productos gastronómicos de la zona, mientras que también hay un bar con terraza al aire libre.

Otra de las opciones que te proponemos es el Hotel Exe Tartessos, más en el centro y a 200 metros de la Casa Colón o del Ayuntamiento de Huelva. Al igual que el NH Luz, su ubicación es excelente porque permite la movilidad de los turistas por todo el casco urbano de Huelva, mientras que en coche se puede llegar a espacios más alejados como la sierra o la costa. Las habitaciones de este hotel son espaciosas y elegantes, y disponen de red wifi, televisión, minibar y baño privado. Además, si te gusta hacer deporte, no podrás evitar ir en alguna ocasión a la sala fitness.

Mazagonia, el encanto de la costa en invierno

Mirador del Hotel Mazagonia | Imagen: Hotel Mazagonia

Junto al Parque Nacional de Doñana, concretamente en Mazagón, se encuentra el Hotel Mazagonia. Este espacio se abre como un balcón a la naturaleza pegado a la playa, donde la brisa se siente y se disfruta con calma. Este hotel tiene una apariencia moderna y una piscina en la planta primera, que aunque sea difícil de utilizar en invierno, ofrece una vista panorámica de toda la costa. Con respecto a la decoración, tiene un carácter minimalista, con un mobiliario completamente renovado. Además, todas las habitaciones están orientadas hacia al mar, igual que el restaurante -El Médano de Mazagonia-, que es un mirador en el que predomina la cocina española y tradicional. Con respecto a las personas con movilidad reducida, los espacios están completamente adaptados para las sillas de ruedas, ascensores, rampas e incluso carteles en braille.

Mazagón es un municipio tranquilo, donde los paseos por la playa o la práctica de deporte son las actividades favoritas por los turistas que deciden alojarse allí, pero también se encuentra a un cuarto de hora del Parque Nacional de Doñana… ¿Quién no querría visitar la reserva natural más increíble de la Península Ibérica?

Aracena, en pleno corazón de la Sierra

Una de las habitaciones del Hotel Convento, en Aracena | Imagen: Hotel Convento

Si en invierno prefieres el interior, el Hotel Convento Aracena te gustará. Se encuentra situado a los pies del castillo del municipio y se trata de un convento perteneciente al Siglo XVII, que hoy en día es un hotel de cuatro estrellas completamente renovado.

Para mantener la esencia del patrimonio arquitectónico, se ha mantenido su estructura a la vez que se han añadido otros elementos necesarios para los turistas que se hospeden en este espacio. Así, entre las habitaciones, existe la posibilidad de disfrutar de los jardines y del claustro, donde la tranquilidad es sinónimo. De igual forma, en el hotel reside una Iglesia, mientras la vanguardia se ve reflejada en el amplio SPA.

Con respecto a los servicios, el Hotel Convento Aracena dispone de adaptación para personas con movilidad reducida, parking, piscina de agua salada, wifi y un restaurante donde lo más exitoso son los productos de la zona, irresistibles a cualquier paladar. El restaurante se llama Huertonun y está ubicado en el huerto de las monjas, donde se ofrecen productos de la región. Por su parte, existen diversas habitaciones entre las que se encuentran algunas orientadas al claustro, otras a la terraza y otras con bóvedas de ladrillo.