Ya sabemos que en Sevilla el calor aprieta bastante en verano y, aunque como diría la canción “Aquí no hay playa”, sí que tenemos unos magníficos parques acuáticos para aliviar las altas temperaturas. Pasar la mañana, la tarde o el día entero en uno de ellos es un plan ideal para las jornadas veraniegas, sobre todo teniendo en cuenta que los más pequeños están de vacaciones y necesitamos buscar actividades divertidas para esquivar el temido aburrimiento.

Si aún no los conoces, no te preocupes. En Nos movemos contigo los hemos reunido a continuación y te contamos un poco de cada uno para que puedas elegir el que mejor te venga para darte unos chapuzones.

Aquopolis

Comenzamos por el ubicado en Parque Alcosa. Aquopolis es uno de los parques más variados de la cadena y pone a disposición de sus visitantes un amplio y variado abanico de servicios para que hacer la visita cómoda. Comenzando por las consignas, donde podrás dejar tus pertenencias, ya solo tendrás que preocuparte de pasarlo bien.

Y si te has dejado algo de lo necesario en casa, seguro que lo encuentras en su tienda: flotadores, toallas, bañadores, protectores solares… A partir de ahí, dedícate a descansar en sus tumbonas gratuitas y, cómo no, a recorrer las atracciones.

En Aquopolis las atracciones se dividen en tres áreas, según la edad y el nivel de adrenalina que estés dispuesto/a a soportar. Si lo tuyo son las emociones fuertes, ve directamente a las de Alta Emoción: Rapids, Tirolina, Black hole, Kamikaze, Turbolance y Mamut.

En un nivel inferior encontrarás las moderadas, que son las que más gustan a mayores y pequeños. Deslízate por el tobogán en zigzag, salta en la piscina de olas, relájate en el jacuzzi, lánzate con tus amigos por los toboganes del Speed Race o nada a tus anchas en el Blue Lagoon.

En este punto seguro que ya te habrá entrado hambre. Si no has traído tu propia comida, allí encontrarás opciones para todos los gustos con varios bares y restaurantes. Pizzas artesanales, menús para niños y mayores, hamburguesas, perritos, tartas y postres caseros… ¡Hay mucho donde elegir!

Y, cómo no, puesto que los más pequeños de la casa son los auténticos protagonistas de Aquopolis, tienen dos áreas exclusivas para ellos: Mini Park y Mini Park Infantil. Ambas cuentan con atracciones adaptadas para niños de hasta 10 años donde se lo pasarán en grande.

Durante los meses de julio y agosto abren a diario, de 12:00 a 20:00 horas. Y, si quieres, puedes comprar tus entradas más baratas a través de la web.

 

Agua Mágica

El segundo de los parques acuáticos de Sevilla es Agua Mágica, ubicado en el interior de Isla Mágica, por lo que es necesario comprar la entrada de la segunda para tener acceso a las atracciones acuáticas.

Por supuesto, la diversión está asegurada y también allí encontrarás todo lo necesario para disfrutar de un gran día de verano en familia y con amigos.

Además de las tiendas y restaurantes, el punto fuerte son las atracciones. ¡Y es que Agua Mágica tiene hasta playa! Nos referimos a la Playa Quetzal, con una piscina de olas que rompen en su orilla de arena. Pero si vas en busca de adrenalina, no te puedes perder la Isla de Toboganes para después relajarte en Río Lento, atravesando frondosos parajes a bordo de un flotador.

El Arrecife es también otro punto obligado. 800 metros cuadrados de agua divididos en tres zonas: una gran piscina para nadar y lanzarte desde una tirolina, un espacio de relax y otra piscina con juegos infantiles. Pero los más pequeños de la casa también tienen su Mini Paraíso, una piscina enorme con toboganes y juegos acuáticos.

Seguro que a estas alturas ya estás pensando en ponerte el bañador y tirarte al agua…

 

Foto de portada: Facebook Aquopolis Sevilla