Hay poderosas razones, muy personales todas ellas, que en algunos puntos geográficos muy específicos hacen movilizarse a una muchedumbre de personas para visitar una imagen sagrada, en muchas ocasiones tras varios días de fatigoso camino a pie. El histórico municipio almeriense de Dalías, el germen de lo que hoy es El Ejido y, por extensión, el inmenso ‘Mar de Plástico’ que dibujan los miles de invernaderos de la comarca del Poniente Almeriense, recibe cada mes de septiembre a decenas de miles de peregrinos llegados de numerosos rincones tanto de Almería como de otras provincias, atraídos por la imagen del Santísimo Cristo de la Luz. Hoy no movemos contigo para hacer juntos este particular camino.

Celebración de los cultos al Cristo de la Luz. Foto: Ambrox

Cristo de la Luz de Dalías

Qué es la peregrinación al Cristo de la Luz de Dalías

Peregrinos de camino a Dalías. Foto: Diario de Almería

Pese a que la tradición oral lo data en el Siglo XVI, como mínimo está documentado que a principios del Siglo XIX, concretamente en el año 1804, la imagen sagrada del Cristo de la Luz de Dalías se salvó de un terremoto que asoló toda esta zona del oeste almeriense, lo que comenzó a generar una gran devoción por este crucificado, que se fue extendiendo a lo largo de todo el siglo, tiempo en el que surgirían las primeras peregrinaciones. Con la llegada del Siglo XX y la Guerra Civil Española, aquella imagen fue destruida, aunque todavía en plena guerra dos destacados vecinos de Dalías encargaron al imaginero sevillano Antonio Castillo, el más afamado de su época, la creación de una nueva imagen, que es la que ha llegado hasta nuestros días y que desde el principio se ganó el fervor de los fieles, incrementándose gradualmente la importancia de una peregrinación que en aquella época debía realizarse por peores caminos y desde distancias mucho más largas, ya que era una zona mucho menos poblada que ahora.

Peregrinación multitudinaria. Foto: Hermandad Cristo de la Luz

La devoción de toda una región

Devotos, primero, de la cercana Alpujarra, tanto almeriense como granadina, del conocido como Campo de Dalías (hoy el término municipal de El Ejido con todas sus pedanías), y después de numerosos puntos más de la provincia y de otros lugares de Andalucía y de España se ponían y se ponen en camino a finales de agosto, momento desde el cual es frecuente que varios cientos, y después miles, de personas lleguen a diario a la parroquia de Santa María de Ambrox, la casa del Cristo de la Luz, para rendirle culto.

Salida del Cristo de la Luz de su Templo

Cuándo es el día grande del Cristo de la Luz de Dalías

Lanzamientos de pirotecnia durante la procesión del 14 de septiembre

La fecha está marcada en rojo en el calendario por miles de personas: el tercer domingo de septiembre. Este es el día elegido cada año para los cultos principales al Cristo de la Luz. Los peregrinos comienzan a llegar a Dalías desde finales de agosto de forma incesante, aunque es en el fin de semana grande, el viernes y sobre todo el sábado, cuando los caminos los caminos que llegan a Dalías son verdaderas riadas de peregrinos.

En los cultos de este año 2019 el punto culminante volverá a ser la noche del sábado 14 de septiembre. A las 12 de la noche se pone en la calle el Cristo y comienza la procesión de la Luz, que se celebra acompañada por la mayor cantidad de pirotecnia que se quema en una procesión de toda Andalucía, según sostiene la Hermandad del Cristo de la Luz, que este año quemará más de 2.000 kilos de pólvora solo en la procesión. Según sus datos, es la tercera celebración a nivel nacional en la que se utilizan más kilos de pirotecnia.

Pirotecnia en Dalias. Foto Ayuntamiento de Dalías

Dónde está Dalías y cómo llegar

Dalías se encuentra en el suroeste de Almería, a caballo entre dos importantes municipios como El Ejido, que se segregó de Dalías a principios de los años 80 del siglo pasado, y Berja. Llegar desde Almería capital es muy fácil: siguiendo la A7 en dirección Málaga y tomando el desvío de El Ejido Oeste/Dalías, que se encuentra a pocos kilómetros de este bonito municipio, muy conocido también por sus extraordinarias variedades gourmet de guisantes.

La mayor parte de los peregrinos llegan a Dalías a pie a través de numerosos caminos y sendas desde distintos puntos. Este año el ayuntamiento daliense ha apostado por recuperar viejos caminos utilizados por los peregrinos, que han sido arreglados para que se pueda volver a transitar por ellos.