Cultura, historia y tradición van de la mano cuando hablamos de Niebla. Este pequeño pueblo se encuentra al sur de Huelva y ha tenido un gran peso con la evolución de los años y de los distintos asentamientos, por lo que si eres de Huelva o tienes pensado descubrir la provincia, te aconsejamos que la visites porque cuenta con un patrimonio único. En este post, vamos a hablar de uno de sus monumentos principales: la muralla. ¡Empezamos!

Un viaje a la época árabe

Muralla de Niebla | Imagen: Castillos Net

Si queremos hablar de la Muralla de Niebla, debemos remontarnos a la época árabe ya que la fortaleza, el castillo y esta estructura fueron construidas durante la dominación, mientras que toda la obra que se conserva trata del dominio almorávide, en torno a 1330. Posteriormente, el pueblo fue reconquistado por las tropas cristianas, donde se añadieron cinco puertas que actualmente se conservan a pesar de que con la llegada de la Guerra de la Independencia, algunas de sus partes fueron destruidas por las tropas francesas.

Desde el siglo XIII, la muralla cumplió la actividad de ser defensiva e incluso con la llegada de los cristianos, se usó la pólvora desde lo más alto de esta estructura para proteger la provincia. Actualmente, la Muralla de Niebla se contempla únicamente como monumento, lejos de aquellos días en los que tuvo un gran peso protector.

Materiales y extensión

La Muralla de Niebla fue construida principalmente con piedras | Imagen: Castillos Net

La Muralla de Niebla cuenta con unos dos kilómetros de extensión (16 hectáreas) y alrededor de 48 torres rectangulares, reforzadas por sillares y cantería, que son materiales típicos de lugares como Marrakech. Esta condición la alza como el mayor recinto de este tipo en Europa. Asimismo, el monumento tiene cinco puertas cuyos nombres son Puerta del Agua, Puerta del Buey, Puerta del Socorro, Puerta del Agujero y Puerta de Sevilla. Para rematar, la estructura es almenada y presenta también una serie de vanos que, en su día, estuvieron destinados a la defensa. Por último, sobresalen dos torres octogonales en el frente de levante que completan su formación.

Con respecto a la fortaleza, los muros han sido levantados con la arena roja propia de las orillas del Río Tinto, y con un material de gran dureza como la piedra. Con respecto a su construcción, se realizó a través de sillarejo en el caso de los muros, y sillar en las esquinas. La utilización de estos materiales fue todo un acierto ya que, a pesar del paso del tiempo, la Muralla de Niebla se conserva muy bien y resiste con los años.

Merecida distinción

Niebla fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1982 | Imagen: Castillos Net

Debido a su importancia como capital del Condado y a que cuenta con más de 3000 años de historia, el pueblo de Niebla fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982. Así, Niebla jugó un importante papel al constituirse como capital junto a sus imponentes murallas, que en la época cristiana pasó a ser, definitivamente, la capital del Condado de Niebla y que actualmente es un destino elegido por muchos turistas que quieren descubrir la provincia.

Si te han entrado ganas de conocer la muralla y los distintos monumentos, te aconsejamos que visitas el pueblo en estas fechas y disfrutes también de la gastronomía típica de la zona.