Como ya saben nuestros lectores, nuestro equipo resulta ser algo intrépido, así nos gusta descubrir y ver lugares nuevos, dejarnos sorprender de cada lugar bello, así la provincia de Sevilla se convierte en un lugar perfecto para los aventureros y poco a poco iremos sacando diferentes posts para recorrer los pueblos más bonitos de Sevilla. En esta ocasión, os acercamos el pueblo de Aguadulce, ¿Te apetece descubriarlo con nosotros?

Historia de Aguadulce

Fotografía del Ayuntamiento de Aguadulce, Sevilla

Fuente: wikipedia

Este pueblo sevillano, caracterizado por su clima mediterráneo y ubicado en la comarca de la Sierra Sur, se caracteriza por su turismo rural y su economía agrícola. Muy cercano a Estepa y Osuna, ha sido una tierra con presencia de diferentes civilizaciones como la romana o árabe, hasta que en el siglo XVIII pasó a pertenecer al marquesado de Estepa, y fue cuando se constituyó en municipio.

Entre los resto arqueológicos como muestra de sus orígenes se han encontrado en el Cerro Real hachas de la Edad de Bronce con fecha de aproximadamente el 2000 a.C y los más importantes datan del siglo II, concretamente se hallaron la cabeza de una estatua de la diosa romana Minerva y la escultura del dios Baco.

Qué ver en Aguadulce

Iglesia de San Bartolomé


Esta encantadora iglesia del XVIII, que recibe este nombre por ser el patrón de este bello pueblo, tiene una alta torre de planta cuadrada y en su extremos más alto una azotea con baranda de hierro. En su interior podrás disfrutar de su bóveda y el retablo mayor con la imagen del santo.

Huerta Las Almenas.

Imagen de la fachada de la Huerta Las Almenas en Aguadulce Sevilla

Fuente: minube.com

Este maravilloso lugar es una de las huertas originarias de la localidad. Se trata de un edificio neomudéjar y se ubica en una de las principales vías de acceso. Su entrada viene determinada por una gran puerta de color negro con arco de herradura, que contrasta con una fachada totalmente encalada.

Puente de Piedra

Se trata del puente más antiguo de la localidad y uno de los puntos de acceso a Aguadulce. Este puente romano lleva más de cinco siglos en pie, a pesar de las diferentes riadas.

La ermita de San José Obrero

Si quieres conocer uno de los lugares más característicos de esta comarca, debes visitar la ermita de San José Obrero, donde los aguadulceños peregrinan durante una de sus fiestas mayores, la romería de San José Obrero que tiene lugar cada 1 de mayo.

La gastronomía de Aguadulce

Esta localidad tiene fama por su fantástica huerta con productos tan exquisitos como las tagarninas, las alcachofas, la calabaza, la berza o las habas, estas últimas son conocidas como “panziverdes” y su calidad fue reconocida en la exposición internacional de Viena en 1873. Entre sus platos más conocidos la cazuela, de habas, las papas con “recaíllo” o el cocido con acelgas, aunque no debes olvidarte de sus chacinas, morcillas y chorizos.

Si te gusta sentir la esencia de los pueblos de toda la vida, y sentirte que viajas en el tiempo, te encantará visitar Agualdulce, porque sus bares y restaurantes son como los de antaño, muchos a pie de carretera. Algunos de los más conocidos son El Marqués, donde debes probar el rissoto, la hamburguesa de presa o su flamenquín; el Caserío de Aguadulce, donde es muy recomendable pedir  el pollo asado o su gazpacho o visitar su tiendecita con souvenirs y productos gastronómicos de la zona; y el Hostal Restaurante Río Blanco, conocido por la calidad de sus productos y una excelente comida casera.

Fotografía de portada: elperiodicodelospueblos.es
También puede interesarte leer: