La tradicional receta de ensaladilla rusa cuenta con patatas, zanahorias, huevos, atún y mayonesa. No sabemos cual es el secreto, pero esta sencilla receta cautiva a todos los públicos y es una apuesta segura como aperitivo. La ensaladilla rusa es uno de esos platos indispensables en las cocinas de los bares de Sevilla.

El punto de cocción de las patatas, con o sin guisantes, mayonesa casera, con mayonesa de leche a trocitos, machacada, con langostinos… la ensaladilla Rusa en Sevilla tiene muchas variantes y como el libro del gusto no está escrito, cada cual puede elegir su versión favorita. Aunque sin sacar los pies del plato, pues en la capital ya existe el Observatorio de la Ensaladilla Rusa, que desde la guasa y el buen rollo, vela por la simplicidad y autenticidad de la receta. En su web puedes registrar tu bar y ensaladilla favoritas, así como también denunciar tropelías contra el manjar en su listado de alimentos prohibidos.

Dejándonos guiar por el buen hacer de este observatorio, hoy Nos Movemos Contigo para conocer los rincones de la capital hispalense donde degustar las ensaladillas más sabrosas.

La mejor ensaladilla Rusa de Sevilla

Mariscos Emilio

Foto: Mariscos Emilio

Avenida de Coria

Este local de la trianera Avenida de Coria es famoso por la calidad de sus mariscos. Este cocedero presume de dar con el punto exacto de cocción de langostinos, gambones y mejillones, pero también es famoso por su excelente ensaladilla de gambas. Su secreto está en el agua de cocción, que hace que la patata absorba todo el sabor de la auténtica gamba blanca de Huelva.

Si eres amante de las gambas y la ensaladilla, este es tu sitio.

Bar Entrevarales

Foto: Bar Entre Varales

Calle San Felipe

En la estrechez de la Calle San Felipe encontramos el Bar Entrevarales, un peculiar local de ambiente cofrade que ofrece en pleno centro una cocina alejada de las cartas turistificadas de los bares de la avenida. Si paseas por Santa Catalina, este local es parada obligada para los amantes de las croquetas caseras, los caracoles y por supuesto el manjar que hoy es protagonista en Nos Movemos Contigo: la ensaladilla.

Dominan dos variantes de la receta: la ensaladilla de gambas y la ensaladilla de atún. No podemos decantarnos por ninguna, lo mejor es que tú vayas a probarlas las dos.

Bar El Rinconcillo

Foto: El Rinconcillo

Calle Gerona

Muy cerca de la Calle San Felipe nos damos de bruces con uno de los locales con más solera de la ciudad de Sevilla: el Rinconcillo. Si bien es conocido por sus espinacas con garbanzos y las pavías de bacalao, su ensaladilla también merece estar en el ranking de las mejores ensaladillas de Sevilla. Aunque no hemos podido confirmar  su secreto – Javier lo guarda con celo – en Nos Movemos Contigo diríamos que la magia está en su mayonesa casera. Tomar ensaladilla con regañás en El Rinconcillo es un placer que no te puedes perder.

Cafeteria Donald

Foto: Oder

Calle Canalejas

Nuestra particular ruta deja atrás el barrio de Santa Catalina y cambia de colación para visitar la de la Magdalena. Y es que, muy próxima a la parroquia en la Calle Canalejas encontramos otro de los templos sevillanos que rinden culto a la ensaladilla: la cafetería Donald. Considerada por muchos como la mejor de las mejores ensaladillas no podía faltar en este post. Además la ensaladilla Donald es la más sencilla de todas, solo compuesta por patata, mahonesa y zanahoria. Sus camareros recomiendan tomarla acompañada de cerveza bien fría y no seremos nosotros quienes los desobedezcan.

Restaurante Becerrita

Foto: Semana de la Ensaladilla en el Restaurante Becerrita

Calle Recaredo

Si la ensaladilla Donald es la más sencilla, quizás la del Restaurante Becerrita sea la más elaborada. En este local de la calle Recaredo los langostinos de Sanlúcar son los protagonistas de la ensaladilla rusa. Con langostinos de ese calibre…¿Qué puede no estar rico? La mayonesa casera también ayuda a que el plato sea redondo lo mires por donde lo mires.

Además se atreven con todo, el pasado febrero celebraron la ENSALADILLA WEEK con versiones para todos los gustos.