La celebración de San Sebastián, cada 20 de enero, significa la primera gran fiesta del año para numerosas localidades almerienses, que comparten con otras muchas de Andalucía su devoción por este mártir, patrón de municipios como Olula del Río o Lubrín. En ambas las fiestas se celebran con una característica muy especial: el lanzamiento masivo de roscos de pan al paso de la imagen del santo. El pueblo entero, y numerosos visitantes de otras localidades, acuden cada mes de enero a estas dos bonitas villas almerienses para vivir unas fiestas que, en ambos casos, están consideradas de Interés Turístico de Andalucía.

Foto diario de Almería

Los famosos roscos para los patrones de Olula del Río

La lluvia de roscos de pan desde los balcones, hasta rebosar el paso del santo y llenar bolsas, brazos y cinturas de decenas de participantes en la procesión es una tradición muy arraigada de estos dos municipios ubicados en el valle del Almanzora. En Olula del Río las de enero son fiestas grandes, ya que coinciden en el tiempo con la celebración de su copatrón, San Indalecio, solo tres días después de San Sebastián. Esto hace que en Olula se celebren dos procesiones de roscos en la misma semana, y en ambos casos con las dos imágenes en las calles, amén de otras muchas actividades muy populares, como sus famosas carretillas de pirotecnia. Los pasos de los santos salen ya a la calle decorados con numerosos roscos de pan, aunque la verdadera lluvia llega desde los balcones, con piezas de todos los tamaños que caen como ofrenda a los patrones. Éstas se elaboran únicamente para estas fiestas.

Procesión en Olula del Río. Foto Twitter

El espectáculo de las carretillas

Carretillas Olula. La voz de Almería

No anda muy lejos el Levante español de la provincia de Almería y su influencia en las carretillas de pirotecnia es palpable en localidades como Olula del Río, donde a los santos se les celebra con mucho ruido, luz chispeante y olor a pólvora, dibujando una escena entre lo mágico y lo apocalíptico por las calles del casco viejo de Olula. Por San Sebastián y San Indalecio se celebran dos noches de carretillas, y sus correspondientes versiones infantiles. La tradición de salir bien pertrechados y protegidos, y cargados de petardos para realizar el recorrido marcado junto a decenas de olulenses se hereda de padres a hijos y se vive con especial arraigo en este pueblo, que está muy orgulloso de sus fiestas y las vive con verdadera pasión. Las fachadas, puertas y ventanas se protegen para la ocasión.

Y tras el ruido y la luz, el fuego. El recorrido está salpicado por hogueras que toman el protagonismo cuando cesa la pólvora. Los olulenses comen y beben hasta casi el amanecer en torno a las lumbres, de donde salen ricas viandas habitualmente derivadas del cerdo.

Principales citas de las Fiestas de San Sebastián y San Indalecio en Olula del Río

Diario de Almería

  • Sábado 18 enero: Fiesta de la Matanza con música en directo. En la Carpa Parque San Pablo desde las 14:00.
  • Domingo 19 enero: Carretillas infantiles a las 17:30. Carretillas para adultos a las 22:00. En ambos casos el punto de inicio es la Plaza de España.
  • Lunes 20 enero: Gran tirada de roscos desde las 11:00. Posteriormente, solemne misa de San Sebastián. A su término, Feria de Mediodía con migas populares y música en directo.
  • Miércoles 22 enero: Carretillas infantiles a las 17:30. Carretillas para adultos a las 22:00. En ambos casos el punto de inicio es la Plaza de España.
  • Jueves 23 enero: A las 11:00 solemne misa de San Indalecio y posteriormente gran tirada de roscos. Después, Feria de Mediodía con música en directo.

Curiosa estampa en Lubrin. Foto Youtube

La Fiesta del Pan de Lubrín

El pequeño municipio de Lubrín también puede presumir de contar con unas arraigadas fiestas patronales en honor a San Sebastián… y en honor al pan. No en vano, se les conoce como las Fiestas del Pan, ya que en este caso también llueven piezas de distinto tipo desde balcones y terrazas para honrar así la imagen del santo. Sin embargo, en Lubrín también es habitual que lluevan flores e incluso dinero. La pirotecnia es otra de las señas de identidad de esta fiesta.

El santo sale dos veces seguidas por las calles de Lubrín en esta fiesta: el día de la víspera (domingo 19), en una procesión ‘normal’; y el día propiamente de San Sebastián, cuando se celebra la gran tirada de roscos de pan desde los balcones. En ambos cortejos hay acompañamiento musical y mucha alegría de vecinos y visitantes.