La comarca del Levante Almeriense es mundialmente conocida por la calidad de sus playas o por sus poblados marineros, que forman parte muchos de ellos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Lo es por sus cosmopolitas poblaciones, como Mojácar, Vera o Cuevas del Almanzora, aunque no tanto por sus senderos, que sin embargo esconden paisajes y sensaciones únicas muy cerca del Mediterráneo, suponiendo una oportunidad única de conocer esta parte de la provincia. Rutas de interior, explorando el pasado minero no tan lejano de la zona, o paralelas al agua cristalina, entre acantilados, fondos marinos transparentes y formas increíbles de la naturaleza. Rutas muchas de ellas aptas para realizar con niños (no muy pequeños). Hoy nos movemos contigo hasta el Levante de Almería para conocer tres de los senderos más populares que podrás recorrer con niños.

Sendero del Picacho. Taberno. 9’2 kilómetros

Sendero del Picacho. Foto Wikiloc

Comenzamos a caminar por el Levante Almeriense en una de sus municipios menos conocidos, Taberno, una pequeña población de interior ubicada en las estribaciones de la Sierra de las Estancias y que ofrece grandes atractivos a los amantes de las actividades en la naturaleza, y especialmente a aquellos que gustan de avistar aves. Y es que en el recorrido de este Sendero del Picacho, de 9’2 kilómetros, nos encontraremos con el Observatorio del Barranco del Gato, desde donde se pueden divisar numerosas especies muy difíciles de ver en otros enclaves. Es común el avistamiento de currucas cabecinegras, collalbas negras, grajos, búhos reales o numerosas rapaces. El sendero no es muy largo (no llega a los 10 kms.) ni especialmente exigente, aunque sí habrá un tramo de subida en la primera parte de la ruta. El desnivel acumulado es de algo más de 200 metros. La ruta es circular, parte y llega al Ayuntamiento de Taberno, pasando por el Mirador del Picacho, el Área Recreativa Las Morras, la Rambla del Aceituno, el Observatorio de Aves Barranco del Gato y el Parque Botánico de Taberno

La Mena-Macenas. Mojácar. 10 kilómetros.

Torre y Arco del Pirulico. Sendero la Mena. Foto: Senderos de Almería.

El de La Mena-Macenas es uno de los senderos de costa más bonitos que se puede realizar en Almería, una provincia muy rica en estos tipos de rutas entre acantilados. Aunque siempre debemos hacerlo, yendo con niños habremos de extremar aún más la precaución. No obstante, el sendero es fácil si no abandonamos el camino marcado, y apenas acumula 150 metros de desnivel. Su trazado es de 10 kilómetros y parte desde el final del Paseo Marítima de Mojácar, a través del antiguo camino a Carboneras por los acantilados de Sierra Cabrera. Las vistas que tendremos durante toda la ruta serán extraordinarias. La ruta pasa junto a la Piedra del Nazareno y el peculiar Castillo de Macenas, construido con forma de herradura para avistar invasiones piratas. Después llegaremos a la Torre del Pirulico, antiquísima construcción que data entre los siglos XII y XIV, y a la que se puede subir para contemplar unas vistas increíbles de la costa entre Mojácar y Carboneras. Nos faltará subir a la cumbre del Sombrerico para coronar nuestra ruta antes de hacer el camino de vuelta, una subida de apenas medio kilómetro muy empinada, pero merecerá la pena el esfuerzo.

Foto. Senderos de Almería

Ruta de la Minería. Bédar. 11,2 kilómetros

Hoyo de Júpiter. Foto Wikiloc

No es la primera vez que nos movemos contigo por esta preciosa ruta del Levante Almeriense, la Ruta de la Minería, que pasa por ser una de las más famosas de toda la provincia, ya que sumerge a aquellos que la realizan en el pasado rico minero de una zona en la que ya no se explotan estos recursos, pero que tuvo muchísimo auge décadas atrás. Esta es la más larga de las rutas propuestas (11,2 kms.) en esta visita al Levante Almeriense, y la que acumula un mayor desnivel (375). Seguramente, también la más sorprendente y satisfactoria para los niños, que podrán explorar por los numerosos rincones sorprendentes que encontrarán a su paso.

La ruta se inicia junto a la estación de carga Tres Amigos, que está declarada como Bien de Interés Cultural y desde donde partía el mineral hacia Garrucha. La senda se realiza siguiendo uno de los antiguos trazados ferroviarios. Los túneles del Servalico (200 metros) y San Manuel o la Vía Vulcana son espectaculares para atravesarlos con niños, y con cuidado podremos acercarnos (merece la pena) a ver el impresionante Hoyo de Júpiter, con una importante caída vertical. El camino tiene alguna subida, aunque corta, y sobre todo nos va a permitir disfrutar mucho de unos parajes que no dejan indiferentes.

Túnel del Servalico. Ruta Minera. Foto Wikiloc