Écija es un municipio sevillano que destaca por sus numerosos rincones y por su gastronomía. Por ello, hoy en Nos Movemos Contigo hemos decidido mostrarte cómo se hace, paso a paso, uno de los platos más típicos de este lugar: la sopa de gato. Si te gusta cocinar o tienes la oportunidad de visitar este pueblo, te proponemos que lo hagas para probar este manjar… Si no, puedes cocinarlo junto a nosotros. ¡Apunta!

¿Cuál es su origen?

La sopa de gato es un plato típico de Écija | Imagen: Divina Cocina

La sopa de gato tiene su origen en el sur de España, concretamente en Cádiz, donde surgió en torno al siglo XVI. En un principio, contaba especialmente con pan y ajo, así como aceite de oliva, ya que era un recurso muy utilizado durante la época en la que se pasaba hambre. Posteriormente, el plato fue evolucionando en los distintos pueblos con elementos y productos gastronómicos de cada zona.

Si bien el nombre no tiene nada que ver con el felino al que se hace referencia, nació como respuesta a la hambruna y a la posguerra civil española hasta la actualidad, en la que se disfruta como un manjar de Écija por los alimentos que se utilizan.

Hazlo paso a paso

La sopa de gato se realiza de diferentes formas en el sur de España | Imagen: Écija Gastronómica

Si deseas preparar el plato por tu cuenta, te indicamos los ingredientes que debes tener para, aproximadamente, cuatro personas. En primer lugar, un tomate y una cebolla, cuatro ó cinco dientes de ajo, un pimiento verde o rojo, aceite de oliva virgen extra, sal, pan y cuatro huevos. Por último, que no se te olvide el caldo de pollo, que dejamos a tu elección. Si lo deseas, también puedes añadir otros productos como pimentón, hierbabuena, espárragos, gambas e incluso almejas.

Cuando tengas todos los ingredientes, podrás comenzar picando los tomates, la cebolla y los ajos en pequeños trozos. Posteriormente, se deben poner en una sartén o incluso cacerola de barro con un poco de aceite de oliva. Así, se sofríen sin dejar de removerlos para evitar que se quemen y cuando estén en su punto, se añadirán otros productos, como los espárragos.

Una vez que hayas realizado este paso, debes añadir el caldo -uno o dos vasos- y poner dentro las rodajas de paz junto con un huevo por cada persona. Para darle un toque de sabor, podemos espolvorearlos con un poco de hierbabuena. Finalmente, debemos dejar que hierva, añadir la sal y retirarlo todo cuando los huevos se hayan cuajado. ¡Listo!

Como recomendación, si vas a visitar próximamente Écija o te encuentras en Sevilla, te aconsejamos que disfrutes de la sopa de gato en el Mesón Casa Emilio, que se encuentra situado en la Calle Espada y que es un bar tradicional con los platos típicos de la provincia.