Cuando uno piensa en las palabras ‘Almería’ y ‘turismo’ irremediablemente se le viene a la cabeza su extensa costa, las playas vírgenes de Cabo de Gata, los extraordinarios fondos marinos de todo el litoral, los complejos de ocio y hoteles de gran porte de Roquetas de Mar… pero ni mucho menos es el sol y playa la única opción turística de la rica provincia almeriense. Compartida con Granada, la extensa comarca de La Alpujarra flirtea con las altas cumbres del enorme macizo de Sierra Nevada y ofrece condiciones y paisajes únicos para la práctica del turismo rural. Pueblos pequeños y con encanto en los que podremos pasar unas jornadas inolvidables. Hoy nos movemos contigo a descubrir algunos de ellos.

Foto: Escapada rural

TURISMO RURAL EN LA ALPUJARRA ALMERIENSE PARA RECIBIR EL VERANO

Fondón. Complejo rural El domingo en El Valle

Foto: Booking

Famoso por sus vinos del terreno y por la gran tranquilidad que se respira en sus rincones, Fondón es uno de los destinos indispensables de la Alpujarra almeriense y ofrece la posibilidad de realizar numerosas actividades en la naturaleza, por ejemplo su famosa vía ferrata y tirolina, o magníficas rutas de senderismo.

El municipio cuenta con dos rutas culturales audioguiadas y tres senderos homologados, que transcurren muy cercanos al río Andarax y de distinta dificultad. Cuenta con varios alojamientos rurales de gran calidad y a buenos precios, caso del complejo ‘El domingo en El Valle’, formado por cuatro casas que conservan la estética alpujarreña, pero de moderna construcción y perfectamente equipadas, en una parcela ajardinada, con barbacoa, chimenea, gran terraza y unas preciosas vistas.

Bayárcal. Cortijo Rural El Castañuelo

Foto: Wikicommons

Bayárcal es el municipio almeriense que se erige a una mayor altitud, para aquellos que buscan los extremos (1.258 metros), y limita por el norte, sur y oeste con la provincia de Granada. Sus casas encaladas y dispuestas en terrazas configuran el típico paisaje alpujarreño. Se encuentra muy cerca del Puerto de La Ragua, donde se puede practicar el esquí de fondo en invierno. Su visita es obligada en cualquier época del año, y por supuesto muy recomendable en el inminente verano. Precisamente en unas semanas se va a inaugurar en este municipio la mayor tirolina de Andalucía.

Una buena opción de alojamiento para una escapada rural es el Cortijo Rural El Castañuelo, ubicado a mayor altitud que el pueblo (1.450 m.) y con capacidad para 10 personas, que podrán disfrutar de sus instalaciones muy bien equipadas y un entorno de verdadero ensueño en la falda sur de Sierra Nevada.

Alboloduy. Casa Rural Alboloduy

Foto: ClubRural

Alboloduy es otra de esas joyas de casas blancas del interior de la provincia de Almería. Ubicado en el Parque Natural de Sierra Nevada, está relativamente cerca de todo: de la ciudad, del Desierto de Tabernas, del yacimiento arqueológico de Los Millares o de las principales sierras de Almería. Conocido por sus extraordinarios vinos, se ubica en el margen derecho del río Nacimiento y está ubicado en un valle, rodeado por montañas.

Para aquellos que deseen conocer no solo la comarca de La Alpujarra, sino gran parte de la provincia de forma cómoda, es un lugar ideal, y, además de disfrutar de unas instalaciones modernas en un mirador natural al bonito pueblo, la Casa Rural Alboloduy ofrece rutas, actividades y asesoramiento turístico que te será de gran utilidad. El complejo tiene una capacidad para 20 personas y está dividido en tres casas independientes y con una zona común con chimenea, juegos de mesa… etc. Sus visitantes hablan maravillas de su estancia en esta casa rural y, en general, del pueblo de Alboloduy.

Laujar de Andarax. Hotel Villa de Laujar

Foto: Tripadvisor

Hablar de ocio rural en Laujar de Andarax es hacerlo de su río y de todas las posibilidades que ofrece su precioso paisaje. Entre sus atractivos, cuenta con alguna de las consideradas rutas de senderismo más bonitas de Almería, como la Senda de la Hidroeléctrica, y la presencia perenne del agua y la profusa vegetación. Considerada la capital de La Alpujarra almeriense, es uno de los rincones más visitados y conocidos de la Almería rural.

Para el alojamiento, en esta ocasión optamos por un hotel rural, el Villa de Laujar, de tres estrellas y que cuenta con 31 habitaciones y unas bonitas instalaciones, muy bien cuidadas y atendidas. Dispone de piscina de adultos e infantil, zona de juegos, pista de tenis, habitaciones con increíbles vistas y, en definitiva, todo lo que el viajero busca en un hotel de estas características. Es, sin duda, una de las referencias de alojamiento de toda La Alpujarra almeriense.